A Mi Hijo

Como una promesa de latente futuro

creciendo va mi hijo querido,

cual frágil planta que será roble rudo,

a desafiar los vientos del sentido.

Es ilusión de las personas que te aman

y con razón cobrará su conciencia,

Espero que en su alma que ya sueños amasa,

logre el equilibrio que da la penitencia.

Cuando con el tiempo surgen en su mente dudas,

ojalá las afronte con tesón verdadero.

Y ante las situaciones que las personas quedan mudas,

tenga la claridad de actuar sincero.

En los momentos difíciles que encarará por momentos,

que no acuda a su mente ni miedo ni violencia,

que sepa reflexionar con firmeza y sin recelos,

sin las discriminaciones que llevan a la demencia.

Y cuando su alma virgen sienta amor,

que permita que esa sensación lo consuma todo,

que se entregue completo sin dejar de ser él

ni perder la razón,

y que disfrute mientras dure esa hermosa pasión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: